5 abr. 2014

Everybody gets knocked down, how quick are you gonna get up? Just how are you gonna get up?

¿Qué estas pensando?
Pues pienso... pienso en muchas cosas.
Es relativamente pronto y, aunque estoy despejada, parece que el sueño sigue posado en mis pestañas.
Las horas pasan rápido y los días ni te cuento. Ayer era uno de septiembre y yo estaba de camino a Madrid para adentrarme en una aventura nunca antes vista. Y yo, "ilusa" de mí, me lo imaginaba todo completamente diferente. La universidad, la gente, Madrid, todo mi entorno, la (media)independencia... Y ha sido todo una locura. Un nonstop de liarla, intentar solucionarlo, liarla de nuevo, intentar hacer las cosas bien, aprender cosas que jamás se me olvidarán, conocer cómo son los demás realmente, decepciones, alegrías, suspensos (y algún que otro aprobado), pequeñas depresiones. Hay momentos en los que te sientes lo más insignificante del universo, incluso una hormiga podría hacerte daño simplemente con rozarte la piel. Entonces recuerdas aquellos largos e infinitos días en los que fuiste la mayor mierda existente sobre la faz de la Tierra y recuerdas a la perfección cómo conseguiste secarte las lágrimas, endurecer tu rostro y seguir adelante. Apartando a quien hubiera que apartar.
Y aquí estás. Y nadie te lo va a quitar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario