19 jul. 2013

Abriendo el baúl de los recuerdos.

Te toco. Apenas te rozo. Una chispa entre la piel de tu pecho y la yema de mi dedo índice. Un escalofrío que avanza por tu piel expandiéndose por cada rincón de tu cuerpo. Piel de gallina. Te acaricio. Desde la nuca hasta el final de la columna. Un camino zigzagueante que recorro por tu espalda. Te beso. Es un beso ligero. Justo al final de tu cuello. Suspiras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario