29 jun. 2013

Hummingbirds

Cuando tienes quince años crees que te vas a comer el mundo. Luego te das cuenta de que no es así, que el mundo es el que poco a poco te va comiendo a ti, pero no dejas de exprimir cada día para disfrutarlo al máximo como si fuera el último. Viviendo todo lo vivible, haciendo todo lo posible. ¿Responsabilidad? ¿Qué es eso? Son los padres. ¿Seguridad? Eso no existe, es una ilusión. Lo único real, nosotros, lo que somos, lo que hacemos. Y desgraciadamente somos nosotros, lo verdaderamente real, los que acabaremos por morir de la manera más estúpida posible. Dejando paso a otros ilusos como lo fuimos nosotros, que creen que se van a comer el mundo y no justo al revés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario