23 mar. 2013


Muchas veces es uno mismo el que se busca la ruina.
Generalmente tendemos a culpar a los demás de nuestros errores y los señalamos cuando estamos mal.
"Ellos son los culpables"
¿No te das cuenta? Cuando señalas a alguien, tres dedos siempre van a señalarte a ti. Tú eres prácticamente el cien por cien de las veces el culpable de tu situación. Tu actitud hacia la vida es lo que te va hundiendo más y más en la mierda. Y sí, sigues señalando al resto, al mundo entero, te has cegado a ti mismo y te has vuelto incapaz de ver con claridad lo que te rodea y a quienes te rodean.
Llegará un día, que de tanto señalar a los demás, ellos se cansarán de ti y será entonces cuando te darás cuenta de que estás solo, que ya no tienes ningún punto de apoyo. Y dirás "Yo solo me he metido en esta mierda", porque en ese momento no te quedará más remedio que darte cuenta de ello.


No hay comentarios:

Publicar un comentario