20 mar. 2013

But it never seems to be there when you want it

Cuando estoy enfadada como ahora bloqueo todo lo demás: emociones, cualquier sentimiento, pensamientos racionales... Y sí, aparentemente estoy bien, actúo normal, nada alarmante. Pero hay una rabia que me está comiendo por dentro y no me deja hacer nada. Y es que esta irritación me aísla del mundo exterior. Sólo estamos yo y mi irritación, mi irritación y yo.
Sé que la rabia interior al final te acaba corroyendo y acabas oxidado cual metal por culpa de tus propios pensamientos, pero no puedo evitarlo, al menos no por ahora.
Espero que pronto todo vuelva a la "normalidad", aunque bueno, utilizar la palabra normal en la vida es demasiado subjetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario