18 sept. 2012

¿Monotonía? ¿Para qué?

No entiendo por qué la gente es tan reacia a los cambios. Sin ellos sólo seríamos los bebés que salieron del útero de sus madres. Sin crecer, sin cambiar, sin desarrollarnos en absoluto. Puede que ni siquiera hubiéramos crecido. Los cambios son algo vital en nuestra existencia, algo que hace posible evolucionar, ser persona, conocer gente, tener experiencias, vivir. Por eso en vez de despotricar cuando algo a nuestro alrededor cambia, deberíamos estar expectantes hacia el nuevo futuro que se construye. Porque sí, puede que los cambios nos incomoden y provoquen que nos movamos en busca de nuevas cosas, pero mejor eso que estar sentados toda la vida rodeados de la misma gente, los mismos árboles, las mismas cuatro paredes y, al fin y al cabo, la misma mierda de siempre.




No hay comentarios:

Publicar un comentario