26 dic. 2010

Solo tengo ojos para ti

-Odio el orden. Odio el desorden ordenado. Odio que todo deba seguir unas reglas, que las cosas esten ordenadas de forma predecible. Lo odio.
-Y entonces, ¿cómo demonios podemos seguir juntos?
-Da igual lo ordenado que tengas tu cuarto, porque yo solo tendré ojos para ti. Por eso seguimos juntos. Porque de todas las veces que he entrado en tu cuarto, nunca me he parado a mirarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario