4 abr. 2015

Felicidades.
Felicidades a mí misma por convertirme en quien soy. Felicidades por llegar así de lejos, por aguantar y hacer el esfuerzo. Por no dejar de buscar mis sueños y llamar a la puerta del azar a ver qué me ofrecía. Felicidades por aprender qué es lo que quiero y por desaprender lo que quería. Felicidades por mirar al pasado en el momento exacto, para recordar, aprender, mejorar y no fallar. Y felicidades una vez más por mantener los pies firmes en la tierra aunque siempre deje la mente por encima de las nubes casi rozando las estrellas.
Y gracias. Gracias por no perder la visión de las cosas cuando realmente hacía falta, aunque algunas noches me flaquearan las piernas del miedo frente a lo desconocido, a la incertidumbre o la infinita espera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario