29 ene. 2013

Big girls don't cry?

Creo que todos tenemos derecho a derrumbarnos, ser niños por un momento, inocentes, que alguien nos arrope en nuestro llanto. Supongo que simplemente nos toca el día, porque aunque aguantes durante mucho tiempo lo que te echan encima, llegará el momento en el que el vaso se desborde, en el que todo se te caiga encima, en el que parezca que el mundo de repente es demasiado gris.


No hay comentarios:

Publicar un comentario