31 dic. 2011

Autorretrato

Hoy es 31. Quedan como unas.. ¿once horas? para que acabe el año y pasemos a 2012. Para mí personalmente no significa mucho, yo cuento los años por años escolares. Fin de año en junio y empezamos en septiembre, y verano es como ese momento entre el 31 de diciembre y el 1 de enero. Es raro. Pero aún así, voy a ser más típica y voy a hacer un repaso de mi año al completo, desde enero hasta hoy. La idea la he cogido de Cosas habituales de una adolescente, con permiso, que conste. Pues bueno, voy a empezar con mi repaso:

Enero: viaje a Alemania de intercambio, pasé bastante frío (soy de Canarias, menos de diez grados es estarme congelando...)

Febrero: vinieron unos asturianos de intercambio, una experiencia increíble.

Marzo: una semana entera de carnavales. El instituto se inundó y no fuimos a clase un día. Vinieron los alemanes de intercambio y fuimos con ellos a los carnavales del sur, flipante.

Abril: viaje a Asturias de intercambio también.

Mayo: cambio radical del blog. De la plantilla básica con dientes de león dibujados pasó a tener un color rosita. Fue un cambio que yo diría que marcó un antes y un después.

Junio: conocí el término hipster. Por aquella época estaba enganchadísima al Tumblr y qué mejor que esa web para enterarte de la movida de estrellas, gatitos y símbolos de infinito que se mueven por ahí.

Julio: fue un mes que pasé prácticamente con Sara de Welcome to my life. Bastante intenso la verdad. Redecoramos su cuarto, fuimos a la playa, al cine...

Agosto: el mes estrella todos los años. Fue el mes que menos entradas subí (sólo cuatro!) pero me lo pasé genial en mi pueblo. Bailamos mucho Danza Kuduro. El año que viene más y mejor.

Septiembre: empezó el curso y empecé bachillerato. Muchísima gente nueva en clase y asignaturas más chungas que el año pasado. Montonazo de risas con Irina de Lovers lost in space, mi compañera de pupitre desde entonces.

Octubre: clockwork-artichoke de To find ourselves, we must first lose ourselves y yo creamos un blog juntas llamado Lo que diga la tormenta. Por el cumpleaños de una amiga mandé un libro por correo (pero no un libro cualquiera, eh).

Noviembre: fuga de San Diego. Womad: conociendo a gente increíble. Un año de blog.

Diciembre: sigo conociendo a grandes personitas. Este mes, después del estrés de los exámenes finales, empiezo a quedar más con gente como Dani de GO STRAIGHT DANNY-BOY! y Eliana de Cosas habituales de una adolescente. Podríamos decir que he vivido grandes momentos estos últimos días.

¡Y hasta aquí todo por este año! El año que viene será mejor, ya veréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario