4 sept. 2011

En momentos como este es cuando necesito que esté alguien a mi lado, que me diga que todo va a salir bien y que cuando vea que una lágrima asoma entre mis pestañas me de un abrazo y me preste su hombro para llorar.
Por desgracia, la gente no está ahí cuando la necesitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario