22 sept. 2011

Baby just come to me

Sabes que estamos hechos el uno para el otro, no sé por qué te empeñas en negarlo. Sabes que te mueres de ganas de besarme, de acariciarme, de poder darme abrazos en cualquier momento, de llevarme de la mano por la calle orgulloso.
Lo deseas y aunque te mientas, yo te haré entrar en razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario