25 jul. 2011

-¿Y si cenamos algo? ¿Quieres que prepare unos fetuccini navideños?
-Vale...
-Oye, sé que es difícil creer a la gente cuando dice "sé como te sientes". Pero en mi caso realmente lo sé. Verás, estuve saliendo con una persona en Londres, trabajamos en el mismo periódico, y un día me entere que también salía con otra chica, Sarah, de la sección de Producción en la planta 19. Resultó que él no estaba tan enamorado de mí como yo creía. Lo que intento decirte es que entiendo lo que es sentirse el ser más pequeño, insignificante y patético de la humanidad. Y lo que es sentir dolor en las partes del cuerpo que ni siquiera sabías que tenías. Y da igual cuántas veces te cambies de peinado o a cuántos gimnasios te apuntes o cuántos vasos de Chardonnay te tomes con las amigas, porque sigues acostándote todas las noches repasando todos los detalles y preguntándote qué hiciste mal o qué pudiste mal interpretar. Y cómo puñetas en ese breve instante pudiste pensar que eras tan feliz. A veces logras convencerte de que él verá la luz y se presentará en tu puerta. *Suspiro* Y después de todo eso, y aunque esa situación dure mucho tiempo, vas a un lugar nuevo y conoces a gente que te hace recuperar tu amor propio, y vas recomponiendo tu alma pedazo a pedazo, y toda esa época difusa, esos años de tu vida que has malgastado empiezan por fin a desvanecerse.
-Uff... ¡Joder! Tú necesitas esto más que yo *Le pasa una taza de té* ¿Por eso estás aquí, para olvidar a alguien?
-Si... Ya me has visto en plena forma.
The Holiday (Vacaciones) - 2006

1 comentario: