5 jul. 2011

Watermelon

Cuando te comes una raja de sandía, la mejor parte es la que está justo en el centro, por arriba. Es el trozo más dulce, más jugoso. Si colocásemos otra vez esa raja de sandía en su sitio original veríamos que ese pedazo tan rico llamado corazón se encuentra justo en el centro de esta jugosa fruta. A mi me recuerda al alma de las personas, su corazón, sus sentimientos. Se encuentran en el interior de cada uno, y es la parte más dulce y jugosa que tenemos, aunque es difícil llegar a ella y conseguir exprimirla al máximo. Sólo por la certeza de que algún día llegaré a esa parte tan interna de alguien, sé que vale la pena mantener una larga amistad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario