7 jul. 2011

No me dejes marchar esta noche. Si lo haces supondré que quieres olvidarte de mi para siempre, que lo que hemos pasado juntos quedará guardado en una caja de "Cosas que no debieron ocurrir" en tu mente. Supondré que nada de lo que me dijiste era verdad, que me mentiste sobre lo que sentías por mi, sobre que querías dar mil vueltas al mundo conmigo, que querías pasar el resto de tus días junto a mi para así verme dormir cada noche y despertarme con un beso cada mañana. Si me dejas ir supondré que me dejaste plantada en el altar premeditadamente y no porque te entró pánico en el último momento. Supondré que todo ha sido un teatro en el que tú eras el actor principal y yo la espectadora que se creía todas tus historias.
Si nada de esto es cierto, por favor no me dejes marchar. Dime que me amas. Dímelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario