11 dic. 2013

"Trance Onírico"

He dejado las drogas por los días largos salpicados por la sangre de los recuerdos que algún día volverán a hacerse ciertos, lo quiera o no. 
A veces busco la luz al final del túnel pero siempre hay algo en el camino que me despista y no me deja avanzar con la velocidad suficiente como para llegar a salir a la luz antes de que se haga de noche y ya no pueda encontrarla nunca más. En la vida, los días siguen a la noche y la noche a los brillantes días, pero aquí, en el subconsciente, no es posible que algo así ocurra. Es difícil huir de nuestros miedos; enfrentarnos a ellos es luchar contra nosotros mismos, matarnos, aniquilarnos hasta que no quede nada nuestro y, solo entonces, renacer para convertirnos en algo que creemos mejor.
¿Incoherente? Ambos sabemos que no existe nada más incoherente que plasmar de la forma que sea las ideas y pensamientos que aparecen en nuestra mente tal cual, algo que sea totalmente tuyo, que solamente tú entiendas, y que en los días que no quieres saber nada de nadie te ayude a encontrarte a ti mismo (una vez más).

No hay comentarios:

Publicar un comentario