7 sept. 2011

Lo convertí en algo comercial, en un circo.
Lo que empezó siendo personal, quise que fuera algo más público, que la gente lo leyera y que creyera estar leyendo sus propios recuerdos, sus historias. Una vez más, me equivoqué de camino, aunque estuvo bien experimentar por un tiempo.
Pero me he cansado, esto ya no es un espectáculo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario