8 jun. 2011

Lose control

No soy yo, no soy la que era, no sé qué cambió, ¿o no ha cambiado nada? Tal vez la forma de verlo, de mirarlo. Quién sabe. Yo no lo sé, tú creo que tampoco, nadie puede decirlo con exactitud, pero es obvio que hay algo diferente aquí. Un detalle se nos escapa. Me agobio. Me agobia no encontrar ese pequeño pero apreciable detalle. No queda otra opción mas que olvidar. Olvidemos pues. ¿La manera más rápida y sencilla? Un poco de alcohol corriendo por mis venas, sí. Llegará un momento en el que lo olvide todo, el pasado y el futuro, y puede que también olvide el presente. Olvidaré ese detalle, te olvidaré a ti y a ellos también y después, me olvidaré a mi misma. ¿Felicidad? No.

No hay comentarios:

Publicar un comentario