9 may. 2011

Hablando de personas

Nunca terminamos de conocer al resto de las personas, ya sea nuestra pareja, un amigo de siempre, o reciente, nuestro hermano, padre o madre.
Nos pueden conocer muy bien pero nunca lo sabrán todo de nosotros. Y lo más seguro es que nuestra intención no sea ocultarles nada sobre nosotros, pero aún así, siempre hay cosas que se nos quedan atrás. Y nos damos cuenta de ello día a día, cuando hacemos comentarios o actuamos de una determinada manera. Todo tiene un porqué que a veces solamente nosotros conocemos. Y eso nos convierte en un iceberg.
Se vislumbra una parte, pero no se ve lo que se oculta detrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario