12 feb. 2011

Pequeñas obsesiones

-Me siento como que me cuesta concentrarme, que me cuesta dejar la mente en blanco...
-¿Por qué?
-Porque no paro de pensar en ti, es como una pequeña obsesión que ocupa mi mente gran parte del día. No puedo dejar de pensar en tus labios cuando me besabas, ni en esos abrazos que duraban segundos que parecían eternos, ni en lo rápido que iba tu corazón cuando me acercaba a ti... Se me hizo demasiado corto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario