4 ene. 2011

En busca de mi media naranja

Una vez, un conocido filósofo griego habló del Amor. Comenzó diciendo el gran poder que tiene, y que casi ningún hombre sabia apreciar.
Explicó esto contando la historia de que antes existían tres géneros de hombres: masculino, femenino y andrógino(hombre-mujer), tenían cuatro piernas, cuatro brazos, dos cabezas y dos sexos, es decir, lo tenían todo por duplicado, por lo tanto eran tremendamente fuertes.
Los dioses, por miedo a ellos, decidieron castigarlos y dividirlos en dos, desde aquella cada uno se siente incompleto e intenta buscar a su otra mitad para complementarse y así ser felices para siempre y encuentran una sensación de amistad, intimidad y amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario